Reforestan la Playa de Ponce

Conoce la gesta de reforestación en la Playa de Ponce del grupo comunitario Un Nuevo Amanecer y aprende la importancia de estas iniciativas para la Perla del Sur.

INICIATIVA COMUNITARIA

Con la siembra de 63 árboles, varios residentes de la Playa de Ponce que forman parte del Grupo Comunitario Un Nuevo Amanecer agregaron la reforestación a su gran proyecto de restauración urbano, que esperan pueda replicarse en todo el municipio.

Un Nuevo Amanecer es una organización de base comunitaria, sin fines de lucro con la misión de ayudar a los residentes de la Playa de Ponce.

Los primeros árboles se sembraron, en noviembre pasado, en las inmediaciones de la villa pesquera (costa y área pasiva). Entre las especies sembradas hubo úcar, uva playera, emajagüilla y roble.

Además hace poco más de dos años, desarrollaron con éxito dos jardines de lluvia para reducir los contaminantes de la escorrentía que llega a la costa. Eso los impulsó a gestar más por su barrio, y apuntaron a actividades de siembra para rescatar y darles usos beneficiosos a la gran cantidad de solares baldíos que los rodean.

Roberto Ortiz, quien es Vicepresidente de Un Nuevo Amanecer, contó que a finales del 2020 la organización contactó a la entidad Para la Naturaleza, para crear alianzas para la reforestación de la Playa de Ponce y ellos fueron quienes donaron los 63 árboles sembrados el pasado mes de noviembre. Para la Naturaleza tiene como meta reforestar el 33% de la isla para 2033 y en la actualidad esa cifra es de 16%, así que este tipo de colaboración les ayuda en el proceso.

“Un Nuevo Amanecer surge de la inquietud de varios líderes comunitarios de poder atender las necesidades de la comunidad ponceña. En ese proceso tocamos puertas a personas que ya trabajaban diferentes áreas comunitarias como Ramón Figueroa presidente de Un Nuevo Amanecer (UNA) quien siempre ha servido a la comunidad y su servidor que me he enfocado en la parte ambiental y de salud”, explicó Ortiz.

HISTORIA

Este grupo se dio cuenta a raíz del huracán María de la importancia de la vegetación para el ambiente y ecosistemas. Por lo que han tomado charlas y talleres relacionados al tema y han aprendido el valor de convivir con la flora y la fauna en el medio ambiente, lo que les motiva a gestionar iniciativas en pro de esto como lo es la reforestación de la Playa de Ponce.

Desde entonces se han dedicado a identificar terrenos que ahora mismo están abandonados o baldíos por ejemplo en zonas inundables en las que no se puede construir para rescatarlos y darles vida nuevamente.

Ellos entienden que a través de la siembra de árboles se mitiga el impacto de inundación en la comunidad y su vez eso ayuda a filtrar el agua lo que minimiza la contaminación del mar.

GESTIÓN NECESARIA

Según Tamara Orozco profesora de arquitectura de la Pontificia Universidad Católica en Ponce este tipo de iniciativas ha sido sumamente beneficioso porque el envolvimiento multidisciplinario de academia, comunidades, y distintos sectores que han podido trabajar desde sus expertis y fortalezas el poder activar las mejoras ambientales necesarias para nuestra Ciudad Señorial es algo muy necesario.

La arquitecta Orozco especialista en paisajismo reconoce la importancia de la siembra de árboles especialmente en Ponce que es una zona árida y muy calurosa así que el tema de la reforestación a la Playa de Ponce trae una gran mitigación a ese ámbito y no solo a las altas temperaturas sino también al manejo de las escorrentías que disminuye a su vez el sedimento erosionado contaminado que llega a los cuerpos de agua.

“Nuestro norte y objetivo es que la comunidad ponceña se levante, se mueva y haga algo por la Ciudad para poner a Ponce nuevamente a brillar”.

Frances Velázquez

Frances Velázquez

Hello, I’m a content writer who is fascinated by creating content about culture, gastronomy, tourism & entertaiment. Thanks for reading me!

Check More about

Newsletter

wave
- Sponsored Ad - Advertisement